Especializada en teoría cinematográfica y de los nuevos medios, Andrea Zapp trabaja en la creación de plataformas interactivas en las que articula una serie de experimentos narrativos que se sitúan en la intersección entre realidad y ficción, mezclando elementos y escenarios creados por ordenador con objetos y espacios físicos.
    A partir de una concepción de las redes tecnológicas como un entorno que pueden habitar y transformar sus usuarios, las propuestas de Zapp traspasan los límites de la pantalla del ordenador y proponen una intervención en espacios públicos “reales”. “Frente a la dimensión asincrónica de la experiencia cinematográfica, señaló Andrea Zapp, mis propuestas pretenden configurar un escenario arquitectónico abierto y dinámico (e intencionadamente teatralizado) que permite que cada vi•sitante realice su propio recorrido, generando así una multiplicidad de historias y narraciones impredecibles”.

    Andrea Zapp, se autodenomina artista de la investigación, e introduce en su trabajo estructuras dramáticas formales herederas de la narrativa clásica,  reconstruyéndola desde un enfoque dinámico y abierto que asume la perspectiva fragmentada de la experiencia contemporánea y juega con la multiplicidad de identidades que propician las nuevas tec•nologías. De este modo, la creadora-investigadora alemana explora las nuevas relaciones que se establecen entre identidad y cuerpo (y entre lo temporal y lo espacial) en la era de la información digital, tratando siem•pre de adaptar sus propuestas narrativas a los contextos físicos, políticos, sociales y culturales en los que se desarrollan y/o presen

tan.
    La implicación e imbricación de distintos entornos locales es uno de los elementos claves de Little Sister. A 24hr online surveillance soap (http://www.azapp.de/littlesister/), un sitio en Internet que enlaza con una serie de webcams y circuitos cerrados de tv situados en distintos rincones del mundo (Irlanda, EE.UU, Austria, Alemania, Finlandia...) du•rante las 24 horas del día. Little Sister, que puede interpretarse como una reapropiación irónica del formato televisivo que se popularizó con el es•treno de Big Brother (Gran Hermano), escoge 26 web cams que muestran espacios propios de las teleseries (cocina, salón, peluquería, bar..., incluso una iglesia). Pero más allá de la hipócrita interactividad que ofrecen los programas de tele-realidad, Little Sister permite que cada usuario diseñe su propia narración, combinado entre sí las distintas micro-historias que registra cada web cam.
    Little Sister materializa la idea de la aldea global de Mcluhan(1), intentando hacer una cartografía del mundo a través de una conexión permanente con un conjunto de lugares connotados por su rotunda nor•malidad. Cada cámara es como un espejo que nos muestra un trozo de mundo sin aura, un rincón ordinario en el que casi ni siquiera se puede apreciar una singularidad geográfica y cultural. A su vez, los usuarios de esta web construyen su propio e intransferible periplo narrativo a partir de la elección de una cámara u otra y de la relaciones que establezcan entre las mismas. “La idea era, recordó Andrea Zapp, que este proyecto evolucionara por sí mismo creando un microcosmos, sin tiempo y sin es•pacio, sobre el que yo no tuviera control”. Little Sister también pretende cuestionar la presunción de verdad que se otorga a lo que aparece regis•trado por una cámara de vídeo. Hay que tener en cuenta que programas de televigilancia como Big Brother fomentan la falacia de que muestran la realidad sin mediaciones, pero detrás de ellos hay siempre una construc•ción narrativa, tanto por la selección de imágenes como por el montaje escenográfico o por la misma actitud condicionada de los participantes.

(1)
Herbert Marshall McLuhan (21 de julio de 1911 – 31 de diciembre de 1980) fue un educador, filósofo y estudioso canadiense. Profesor de literatura inglesa, crítica literaria y teoría de las comunicaciones, McLuhan es reverenciado como uno de los fundadores de los estudios sobre los medios y ha pasado a la posteridad como uno de los grandes visionarios de la presente y futura sociedad de la información. Durante el final de los años 60 y principios de los 70, McLuhan acuñó el término “aldea global” para describir la interconectivi•dad humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación
http://es.wikipedia.org/wiki/Marshall_McLuhan

 
cc-by-sa-2012 /