http://www.mediainterventions.net/inthedark


    Ricardo Iglesias, tras sus estudios de filosofía ha trabajado profusamente en el ámbito de la creación con medios digitales. Imparte clases sobre interfaces y sistemas interactivos en la facultad de BellasAr•tes de la Universidad de Barcelona. Ha trabajado como webmaster para la web del MACA, hallevado a cabo proyectos en numerosas muestras nacionales e internacionales y ostenta premios y menciones en diferen•tes concursos y festivales de nuevos medios.
Gerald Kogler es técnico de comunicaciones, ha trabajado en los últimos años como programador en Ars Electronica Futurelab (Linz / Austria) y lleva a cabo proyectos de creación multimedia.
    El objetivo de la instalación es poner de relieve la situación de vigilancia continua a la que estamos sometidos desde diferentes medios tecnológicos. Esta vigilancia también se expresa en Internet con diferentes tipos de controles y programas que informan continuamente sobre las actividades de los
usuarios.


    Un maniquí (sujeto vigilante) que dispone de una cámara de video acoplada en uno de sus ojos espía y registra en directo las diferentes acciones que suceden en la sala. Las imágenes de video son digitalizadas y manipuladas sobre lenguajes de programación (ninguna información es objetiva) ASCII para posteriormente ser emitidas via Internet. En la sala, una proyección permite ver las imágenes que se emi•ten por Internet. El espacio vigilado por el maniquí, es vigilado también desde la red de redes y en espacios paralelos previamente concertados.
    La utilización de medios automáticos para la obtención de información en el proceso actual de registro y control no significa la ausencia de una intención subjetiva por parte del sistema y por consi•guiente, de su manipulación.
Los dispositivos de vigilancia mecánicos, ya sea a nivel local -videoca•maras callejeras- o a nivel planetario -aviones con cámaras de apertura sintética o satélites espía- nos inducen a separar la máquina que con•trola del controlador, colocándose este último en una oscuridad cómoda desde donde poder ejercer mejor su función.
La telepresencia realizada por los sistemas de vigilancia no es inocente; existe una intencionalidad clara y un sujeto concreto, ya sea económico, político, policial, militar…, que decide en última instancia dónde tiene que ir colocada la cámara, en qué dirección va dirigido su cono de visión, qué tiene que observar y por cuánto tiempo.

 
cc-by-sa-2012 /